Páginas vistas en total

miércoles, 12 de febrero de 2014

Vivir Sin Champú, ¿Es Posible?

Vivir sin champú, ¿es posible?

Texto: Mariana Israel

Una mujer estadounidense pasó cinco años de su vida sin lavarse el cabello. Sin champú, concretamente. Sin ese líquido perfumado y burbujeante que a algunas nos hace sentir renovadas. ¿Cómo hacer para vivir sin él? ¿Es posible?

Pros y contras de no usar champú. / Foto: Thinkstock

No usar champú se está convirtiendo en una nueva tendencia. La revista S Moda del periódico español El País señala que son muchos los partidarios del movimiento hippie-eco “no poo”, que aboga por lavarse el cabello sólo con agua. A lo sumo, recomiendan utilizar bicarbonato de sodio o vinagre.

Jacquelyn Byers es una de las seguidoras de esta tendencia no poo, que saltó a la fama recientemente por haber desterrado el champú de su vida ¡hace cinco años!

En su blog cuenta cómo es su rutina de higiene: “Me enjuago dos veces por semana el cabello mientras me baño. Y, de vez en cuando, le agrego bicarbonato de sodio o vinagre de manzana”.

¿Por qué lo hace? Al igual que el resto de los seguidores del no poo, Byers señala en el blog que el champú posee conservantes como parabenos, ftalatos, derivados del petróleo, detergentes y otras sustancias químicas tóxicas. “Lo que te colocas en el cuerpo ingresa en él, ¿no? Entonces, si no lo beberías, ¿por qué te lo aplicas en la cabeza?”, comenta.

¿Si te preguntas cuál es el estado de la melena de Byers? Ella asegura que su cabello está sedoso, brillante y saludable. Es más, afirma en el blog que su estilista no puede creer lo sano que tiene el pelo.

El debate es inevitable: ¿podemos vivir sin champú?

A favor del no poo

Uno de los argumentos de quienes abandonaron el champú es que su concentración de químicos daña la salud. ¿Es así?

De acuerdo con una noticia publicada en el sitio Health Line, en agosto del año pasado se desató un escándalo en California por la presencia de un químico cancerígeno en ciertos champús, jabones y otros productos de cuidado personal. El compuesto consiste en una alteración del aceite de coco llamada cocamide DEA.

De acuerdo con dicha publicación, un laboratorio independiente, contratado por el Centro de Salud Medioambiental de EEUU (CEH, por sus siglas en inglés), detectó que varios de estos productos, disponibles en supermercados de California, contenían más de 10.000 partes por millón de cocamide DEA; 98 de los artículos carecían de la etiqueta de advertencia al consumidor que exige la ley estatal.

“El estado no ha definido un nivel seguro de cocamide, pero las concentraciones que hallamos excedían los niveles típicos para sustancias cancerígenas”, recalcó Charles Margulis, Director de Comunicación del CEH, en Health Line. El organismo inició acciones legales para que las empresas reemplazaran el cocamide.

Más allá de este químico, existen otros que, según el portal de bienestar Live Strong, convendría evitar llevarse a la cabeza: el lauramide DEA, el polietilenglicol (que puede figurar en la lista de ingredientes del champú como PEG) y el glicol de propileno son algunos de ellos.

Cabe cuestionarse: ¿qué nos colocamos en la cabeza para lograr un cabello “más saludable”?

En contra

Tal vez a ti te suceda otra cosa, pero yo no puedo dejar pasar un solo día sin lavarme el cabello con champú. ¡Acumulo una decena de productos distintos! Un anti-frizz, otro con efecto sedoso, otro con propiedades regeneradoras para el verano, un 2x1 con acondicionador para cuando estoy a la carrera… Vivir sin la sensación de bañar mi cabello en espuma me resulta impensable. Pero, como mi humilde opinión no es para nada científica, veamos qué dicen los verdaderos expertos sobre el no poo.

Una advertencia

“Cuidado con la nueva tendencia ‘eco’ que aboga por no usar champú y sustituirlo por agua, bicarbonato y vinagre: aumenta el riesgo de infecciones en el cuero cabelludo”. Así, tajantemente, comienza un comunicado de prensa de la Academia Española de Dermatología y Venereología, que califica la moda no poo como “peligrosa”.

Entre los argumentos que sustentan su afirmación, la Academia española enumera:

- Que el champú “es un elemento fundamental de nuestra higiene diaria”, “el arma principal para el dermatólogo en el tratamiento de toda patología que afecte al cuero cabelludo”.

- Que el champú elimina la grasa producida por las glándulas sebáceas, lo cual es clave, ya que este sebo supone una “importante fuente de microorganismos que pueden favorecer las infecciones”.

- Que si abusas del bicarbonato de sodio, conseguirás el mismo efecto que cuando te excedes con el champú: aumentará el sebo. Además, “el bicarbonato tiene un pH más alcalino que el del cuero cabelludo, pudiendo producirnos irritación, y su uso continuado nos puede decolorar el cabello”.
El champú recomendado por la institución debe ser libre tanto de alcohol como de fragancias y de algunos conservantes, además de neutro. 

La recomendación de otra Academia

La Academia Americana de Dermatología indica que la frecuencia del lavado del cabello debería depender de la oleosidad producida por tu cuero cabelludo. Si tiende a engrasarse, podrías necesitar lavártelo todos los días. Si te sometiste a algún tratamiento químico (tintes o alisados, por ejemplo), te convendría higienizar tu cabello con menos frecuencia.

Tú, ¿serías capaz de abandonar el champú? ¡Cuéntanos tu postura al respecto!


Fuente:   http://ve.mujer.yahoo.com/blogs/siempre-bella/vivir-sin-champ%C3%BA--%C2%BFes-posible


Un Mil Bendiciones y Una Màs
Sol Monasterio

No hay comentarios:

Publicar un comentario