Páginas vistas en total

miércoles, 5 de febrero de 2014

EGREGORES POSITIVOS Y NEGATIVOS III





“El  poder  de  los  EGREGORES  actuales  de  carácter  inferior,  vienen notablemente estimulados por la presencia en los ambientes psíquicos planetarios de  aquellos  otros potentísimos  EGREGORES  del  pasado,  creados  por  las humanidades que realizaron su evolución en las razas Atlante y Lemur y que, según decía  un  viejo  Maestro  de  la  Jerarquía, “...impiden  el desarrollo  de  las  nobles cualidades  espirituales  de  la  Raza   constituyen  el  verdadero  
 KURUKSETRA,  o campo de batalla del discípulo” en su empeño de establecer 
contacto con el Ángel Solar de su vida y recibir de Éste la gloria de la inspiración causal. 
Sea como sea, el proceso de exteriorización de la Jerarquía y el Retorno del Avatar, 
dependen única y exclusivamente  de la capacidad de visión y del determinismo espiritual 
de los discípulos mundiales que han de destruir dentro de sí mismos y a su inmediato alrededor a todos los EGREGORES 
decarácter negativo  que  los  devas  inferiores  mantienen  substanciados  
 objetivamente corporizados  en  los  bajos  niveles  del  plano  astral.”




El Egregor es una forma psíquica creada por la voluntad hacia el bien o hacia el mal de los seres humanos, de los componentes de la humanidad terrestre.


"Un EGREGOR, técnicamente hablando, es un núcleo de substancia mental, psíquica   etérica  creada  por  el  modo  de  pensar, sentir   actuar  de  los  seres humanos en no importa qué plano ni en qué tiempo de la historia del mundo, cuya forma psíquica, encarnando aquellas cualidades expresivas de conciencia, ha sido construida por los devas substanciadores de la energía en cualquier nivel de la vida de la Naturaleza. Es decir, que todo impulso vital o substancial surgiendo de los individuos o de las comunidades sociales del mundo y siguiendo la línea creadora de la conciencia, produce inevitablemente una reacción dévica del espacio y producto de ella es la forma psíquica de un EGREGOR. 


 Pero, hay que señalar al respecto que  hay  EGREGORES  efímeros   EGREGORES  permanentes Los  primeros obedecen a impulsos psíquicos o estados de conciencia esporádicos y sin fuerza aglutinante; los segundos son el resultado de la acumulación de materia psíquica realizada  de  manera  constante   permanente  por  efecto  de  los  estados  de conciencia habituales, ya sea de los individuos o de los grupos. En todo caso, la respuesta  dévica   los  impulsos  psíquicos  creados  por  la  humanidad  a distintos niveles   con  carácter  asiduo   permanente,  constituye  lo  que  corrientemente llamamos ambientes sociales y comunales, siendo éstos la base de la civilización y cultura de los pueblos.” VBA en Los ángeles en la vida Social Humana.

Ejemplos de egregores permanentes son los llamados 7 pecados capitales: SOBERBIA - AVARICIA - LUJURIA - IRA - ENVIDIA - GULA - PEREZA y las 7 virtudes cardinales: HUMILDAD - PRODIGALIDAD - CASTIDAD - PACIENCIA - CARIDAD - TEMPLANZA – DILIGENCIA.





¿Cómo destruir los EGREGORES negativos?

"Quisiera que nos diésemos cuenta que cuando hablamos de egregores, siempre que mencionemos la palabra egregor, es en el sentido de algo que el hombre ha creado y que, por tanto, el hombre lo puede destruir."
  (Conferencia Egregores 2ª parte) 


“La  respuesta  dada  por  un  Maestro  de  la  Jerarquía   la  pregunta  de  un discípulo de Su Ashrama de cómo podría la humanidad librarse del mal fue clara y contundente “...¡practicando el bien!”. La misma respuesta puede ser aplicada a la pregunta de  cómo  destruir  los  EGREGORES  negativos  que  gravitan  sobre  los ambientes sociales del mundo, es decir, creando EGREGORES nobles y correctos, insuflados de amor al bien y constituyendo verdaderos transmisores de luz causal. 

La lucha deberá circunscribirse entonces al terreno de las relaciones humanas, que es donde mayormente se aprecia la actividad psíquica de los EGREGORES y en la manera de vivir y de comportarse de los ciudadanos de todas las naciones ya que, tal como hemos dicho en otras partes de este Tratado, “... la civilización y la cultura de los pueblos, expresiones de su grado particular de evolución espiritual, dependen de la actividad de los EGREGORES creados por la humanidad y por los misteriosos agentes dévicos del éter a través de las edades”. (VBA en Los Angeles en la Vida Social Humana)


Supongamos que ahora estamos aquí reunidos y que automáticamente la facultad de pensar no desaparece, pero el pensamiento puede desaparecer, y que quedásemos lo que técnicamente llamamos el vacío, ¿qué pasaría? Hay que hacer la experiencia porque si no hacemos la experiencia no sabremos de qué se trata. Pero, si existe una atención, y siempre estoy hablando de esta atención formidable del hombre hacia un objeto, o a un sujeto de interés; cuando la atención ha llegado a un cierto punto la mente desaparece, solamente existe el pensador y el objeto dentro del pensador o el pensador dentro del objeto.


La mente prácticamente ha desaparecido y la mente se ha convertido entonces en un reflejo perfecto de la voluntad de Dioso de la mente de Dios, a través del cual Dios ejercita el poder de sus intenciones, y ustedes lo están demostrando porque cuando están muy atentos el yo desaparece. Queda un silencio, ¿verdad? Queda una quietud, un vacío inmenso; en este vacío inmenso no existen egregores, ¿qué existe entonces? La verdad, la liberación…    (Conferencia 2ª de Egregores)




Vicente Beltrán Anglada





Un Mil Bendiciones y Una Más
Sol Monasterio


No hay comentarios:

Publicar un comentario