Páginas vistas en total

lunes, 3 de febrero de 2014

Consejos y trucos para limpiar tu hogar



En el mercado encontramos productos industriales específicos para la limpieza de aspectos concretos de la vivienda: suelos, cristales, baños, muebles.. Llenamos nuestras despensas de todo tipo de productos de carácter químico que, en principio, nos proponen la mejor solución para mantener nuestro hogar.

Sin embargo, también tenemos la opción de emplear ciertos productos de propiedades más naturales que nos sirven para realizar y solventar algunas de las tareas más comunes. Así, vamos a realizar una recopilación de algunas de las utilidades de cuatro productos muy comunes en cualquier hogar.

El vinagre

Algunas de las principales ventajas del vinagre blanco son sus capacidades desengrasantes, desinfectantes y limpiadoras. Así, algunas de sus posibles utilidades son:

1 Para limpiar las manchas más difíciles de alfombras y suelos de moquetas. Es el producto ideal para cuando estas manchas no son recientes. Para ello debemos mezclarlo con un poco de jabón neutro y agua tibia.
2 Para limpiar vidrio, ventanas, espejos..
3 Para eliminar malos olores y limpiar electrodomésticos como el microondas o el lavavajillas. Solo tenemos que meter una taza de vinagre dentro y ponerlos a funcionar.
4 Mezclado con agua también se emplea para desinfectar una superficie y limpiar espacios como la cocina.
5 Para eliminar el olor a pintura de una habitación. Para ello, deberemos colocar dos o tres vasos llenos de vinagre blanco por la estancia.




 

 

La sal

Además de ser un ingrediente indispensable en la cocina, la sal también se presenta como una alternativa para ciertas tareas de limpieza:

1 Como remedio para repeler los insectos, principalmente las hormigas.
2 Para limpiar el frigorífico, podemos usar una mezcla de sal y agua mineral.
3 Para el mantenimiento de muebles y objetos de mimbre, podemos frotar el mueble con una mezcla de agua caliente y sal y dejar secar. Así evitaremos que amarilleen.







4 Para la limpieza de manchas de alfombras, así como para realizar un mantenimiento general. Para ello esparciremos sal fina por toda la superficie, dejaremos reposar y después la recogeremos con la aspiradora.
5 Por último, un truco muy sencillo y curioso, que sirve para evitar que la cera de una vela gotee. Para ello, tendremos que introducirla en agua con sal durante unas horas.

El aceite de oliva

El aceite de oliva es básico en una dieta mediterránea pero, además, también encuentra su utilidad en el mantenimiento de nuestros hogares.

1 Para la limpieza de objetos de cuero o piel.
2 Para recuperar el brillo de objetos y muebles de madera, mezclado con zumo de limón o vinagre.
3 Para engrasar las patas de los muebles y objetos metálicos, y evitar que rocen el suelo y demás superficies.
4 Para lubricar las bisagras de puertas y ventanas y evitar ruidos.
5 Para retirar pegatinas y restos de adhesivos. Para ello debemos frotar con un paño con aceite, dejar reposar unos minutos y retirar.

El limón

El limón también es un producto con alta capacidad desengrasante, por lo que su principal función como remedio casero refiere a la limpieza.

1 Para limpiar los grifos y eliminar los restos de cal, solo tenemos que pasar un paño con zumo de limón, dejar reposar y después retirar los restos.



grifo



2 Para limpiar metales con el latón. Para ello debemos mezclarlo con un poco de bicarbonato.
3 Para evitar los malos olores en el frigorífico.
4 Para limpiar superficies de mármol, para lo que lo mezclaremos con agua tibia y un poco de alcohol.
5 Para limpiar la parrilla, mezclado con un poco de sal.


Fuente:  http://bricolaje.facilisimo.com/




Un Mil Bendiciones y Una Más
Sol Monsterio

No hay comentarios:

Publicar un comentario