Páginas vistas en total

sábado, 13 de septiembre de 2014

LIBRO :"EL DESPERTAR TRAS LA MUERTE"




Anexo;  el Despertar Tras La Muerte, de Emmanuel Swedenborg, quien sucintamente nos señala lo siguiente:

1.- La dura realidad de la muerte; que algunas Almas no quieren encarar y que por mucho tiempo omiten o desatienden, en el mundo emocional o astral o Purgatorio (Primer Estado). Es más; hay quienes en vida no desean tratar el tema de la muerte por temor, apego a la vida o por tabúes producto de loscondicionamientos sociales (Familiares, educacionales, religiosos, culturales, raciales, políticos, militares, geográficos, comunicacionales, económicos, etc.) que grabamos desde el nacimiento hasta el presente, en lamemoria (Del polo negativo, éter reflector, cuerpo físico vital o etérico). Olvidamos; o no comprendemos que la muerte es parte de la vida y que para nacer, primero debemos vivir. 

Que para estar vivos; originalmente, requerimos morir. Y que todo; por hallarse en constante evolución, necesariamente muere y renace incluyendo el presente Universo: Quien tiene un pralaya (Muerte o noche de reposo cósmico), y un manvantara (Vida o día de actividad cósmico). Es más; cuando se duerme se llega a un estado de inconsciencia muy parecido a la muerte física, cuando el Espíritu (Átmico, Búdico y Humano o el Alma) lleva a sus cuerpos (Mental concreto, emocional o astral y parte del cuero físico etérico [Éter reflector y luminoso]) a la región de la Vida Anímica, en el mundo emocional o astral, para revitalizarlos. No obstante, también existen personas; que su nivel de consciencia (Conocimiento de causa y efecto extraído por el Alma o el Espíritu Humano de las experiencias superadas en todas las encarnaciones) es tan elevado, que en el sueño conocen y hasta ayudan al Espíritu en el proceso de revitalización de sus cuerpos

Por tanto, cuando se acepta la muerte como parte de la vida; y se aprende a morir psicológicamente (Mental y emocional o astralmente) de momento en momento, se adquiere una mayor consciencia que aporta lucidez en el sueño y en la muerte física. Y estar consciente cuando se duerme y luego del fallecimiento implica el verdadero despertar de la muerte; además de que el paso por el Primer Estado o Purgatorio, es muy breve y sin problema alguno. 


Por supuesto, dependiendo del lastre emocional o astral (Debilidades y vicios) adquirido cuando el Almatenía vida física. Pues entre más lastre emocional o astral se capte en una encarnación, más tiempo se deberá permanecer en el Purgatorio o Primer Estado del mundo emocional o astral, hasta que se produzca la total deslastre. Por eso es que los reales videntes describen a las Almas del Purgatorio del mundo emocional o astral, como seres con formas astrales descascarándose; debido a que allá no pueden satisfacer su lastre emocional o astral dado a que no existe el dinero, bienes de lujos y elementos de vicios (Tabaco, alcohol, drogas, medicamentos, sexo, etc.). Además, las Almas en el Primer EstadoPurgatorio carecen de cuerpo físico vital o etérico; por lo tanto no tienen la percepción sensorial de los cinco sentidos (Oído, gusto, olfato, tacto, vista), pero si poseen los deseos. Se tienen extremadas ganas; pero en el Purgatorio, no se cuentan con los medios ni con el cuerpo físico para satisfacerlas.





2.- Que el Segundo Estado; luego de la muerte física, se ubica en el 1º Cielo (Región superior del mundo emocional o astral), en donde el Alma asimila y realiza una recapitulación de las experiencias de su vida anímica en la encarnación que dejó atrás, cuando aprovechó y disfrutó momentos:

2.1.- En reuniones o festividades con la familia, amistades, compañeros, de ayuda al prójimo, etc.

2.2.- Deportivos, atléticos, competitivos, etc.

2.3.- Artísticos (Música, pintura, escultura, poesía, etc.).

2.4.- Literarios, inventivos, investigativos, espirituales o religiosos, etc.





3.- El Tercer Estado; después de la muerte, se ubica en el2º Cielo (Región inferior del mundo del pensamiento concreto o de la mente), donde el Alma percibe todos aquellos pensamientos emitidos y los conocimientos adquiridos en la última encarnación; para comenzar a formar con la ayuda de nuestros hermanos los Ángeles, los arquetipos mentales para la próxima existencia.

De suerte que ahora somos, lo que en vidas anteriores aprendimos bien. Por eso es que algunas personas demuestran en vida ciertas cualidades o habilidades natas y sin haberlas nunca estudiado o practicado en la presente encarnación; porque todo eso proviene, de lo que se aprendió y desarrolló bien en vidas pasadas.

De allí la importancia de aprender en una vida sólo lo útil, bueno y verdadero; para que el Alma no tenga que sintetizar en el 2º Cielo, arquetipos mentales inútiles, negativos y falsos que afectarán la próxima encarnación. Tenemos lo que nos merecemos; porque son los propios pensamientos, sentimientos y actos, los que forjan nuestro destino. Por ello la importancia de procurar mantener enfocada la atención de lamente en la luz interior del Espíritu, para siempre pensar, sentir y actuar con cierta consciencia.







También; en éste Tercer Estado se encuentra el 3º Cielo(Región superior del mundo del pensamiento o la mente abstracta, causal o del Espíritu Humano o el Alma), donde el Alma prácticamente se integra al Espíritu, llevando consigo la consciencia o quintaesencia de todo lo aprendido (Desde el punto de vista mental, emocional y físico) en las experiencias superadas en la vida que se dejó atrás.

Por lo que aquello que no fue asimilado completamente en una vida; formará las causas, para impulsar una nueva encarnación. Por tanto, la región del 3º Cielo también se le llama la región del pensamiento abstracto o causal, porque es allí en donde el Alma; con sus tres átomos simientes (Del cuerpo mental, emocional o astral y físico), comienza hacer los arreglos definitivos con los Srs. O Ángeles Del Karma, para una futura encarnación.






Jorge E. Morales H.
 

Archivos adjuntos de 'Jorge E. Morales H.' jorge.e.morales.h@gmail.com [Maestre] | Ver archivos adjuntos en la web.
Archivo 1 de 1



Cortesía de  Jorge Morales


Un Mil Bendiciones y Una Más
Sol Monasterio

No hay comentarios:

Publicar un comentario