Páginas vistas en total

domingo, 19 de octubre de 2014

EL ARTE DE ESTAR SOLO. OSHO

SOLEDAD

SOLEDAD


   Cuando estás solo, no estás solo: simplemente estàs solitario. Y hay una tremenda diferencia entre estar solo y estar solitario. Cuando estás solitario piensas en el otro, extrañas al otro. Sentirse solitario es un estado negativo: supones que habrìas sido mejor que el otro estuviese a tu lado: tu amigo, tu esposa, tu amado, tu esposo, tu madre: Habría sido mejor que el otro estuviese allí, pero no está. Estar solitario es la ausencia del otro. Soledad es la presencia de uno mismo. La soledad es muy positiva. Es una presencia, una presencia desbordante. Estás tan lleno de presencia que puedes llenar todo el Universo con ella, por lo que no hay necesidad de nadie. 
COMENTARIO


   Cuando no hay "nadie significativo" en nuestras vidas, podemos ser personas solitarias o bien disfrutar de la libertad que conlleva la soledad. Cuando no encontramos apoyo en otros para aquellas verdades que sentimos màs profundamente, podemos sentirnos aislados y amargados o bien celebrar el hecho de que nuestra visiòn es lo suficientemente fuerte para sobrevivir a la poderosa necesidad humana de aprobaciòn por parte de la familia, amigos o colegas. Si estás  enfrentando tal situaciòn en este momento, pon atención a la forma en que estás eligiendo ver tu soledad y asume la responsabilidad respecto a la elecciòn que has hecho. * La humilde figura de esta carta resplandece con una luz que procede de su interior. Una de las contribuciones más significativas de Gautama el Buda a la vida espiritual de la humanidad consistiò en insistir a sus discìpulos: " Sè una luz para ti mismo". A la larga, cada uno de nosotros debe desarrollar en su interior la capacidad para forjar su camino a travès de la oscuridad, sin ninguna compañía, mapa o guía. 
EL ARTE DE ESTAR SOLO

  Para tener buenas relaciones. La gente se apega, y cuanto más te apegas a la otra persona, más se asusta la otra persona, más ganas tiene de escapar, porque hay una gran necesidad interior de ser libres. El deseo de libertad es mucho mayor que cualquier otro deseo, es mucho más profundo que cualquier otro deseo. De ahí que uno pueda sacrificar incluso el amor, pero no pueda sacrificar la libertad, no forma parte de la naturaleza de las cosas. De ahí que la auténtica dicha sólo pueda ocurrir en tu soledad. La soledad es un arte, sobretodo el arte de la meditación. Estar completamente centrado en tu propio ser sin ansiar a la otra persona; estar en tal profundo reposo contigo mismo que no necesitas nada más, eso es l a soledad. Te proporciona dicha eterna. Si primero estás arraigado en tu ser y luego te diriges a una relación, el fenómeno es completamente distinto. En este caso puedes compartir, puedes amar y también puedes disfrutar este amor. Incluso cuando es momentáneo, puedes danzar, puedes bailar, y cuando desaparece, desaparece; no miras atrás. Eres capaz de crear otro amor, de modo que no hay necesidad de apegarse. Das gracias a tu amante, das gracias al amor que ya no está ahí porque te enriqueció y te proporcionó algunos atisbos de la vida, te hizo más maduro. No obstante, esto sólo será posible si estás algo arraigado en tu ser. Si el amor es todo lo que tienes, sin ninguna base meditativa, sufrirás, cada relación amorosa tarde o temprano se convertirá en una pesadilla. Aprende el arte de estar solo, y dichosamente solo; entonces, todo será posible.

                                                                                               OSHO




Un Mil Bendiciones y Una Más
Sol Monasterio

No hay comentarios:

Publicar un comentario