Páginas vistas en total

martes, 15 de diciembre de 2015

Astrología Tibetana

Astrología Tibetana

 Se inspira en gran medida en el budismo y más particularmente en el Lamaísmo, una rama específica del budismo. El destino de los hombres está unido a las vidas anteriores y las experiencias vividas. Se compone de 12 signos, establecidos por años.


La Cobra ((1893, 1905, 1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989 y en 2001) es un seductor. Dotado de un gran magnetismo, tendrá bastante éxito en el amor. Es un ser sensual. Con él todo será más bello, incluso los objetos más feos. Aporta luz.


El Guardián del Fuego (1894, 1906, 1918, 1930, 1942, 1954, 1966, 1978, 1990, y en 2002) es protector. Sabrá socorrer a las almas errantes. El Guardián de Fuego aporta calidez. Ayuda a superar los traumas psicológicos, a sacarlos a la luz.


La fuente de Agua Cristalina (1895, 1907, 1919, 1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991 y en 2003) purifica. Hay que sumergirse en ella para purificarse. Fiel en el amor, es un signo sereno, tranquilo, que ofrece mucha ternura y afecto a su entorno.


La Estela de Jade (1896, 1908, 1920, 1932, 1944, 1956, 1968, 1980, 1992 y en 2004) es insaciable. Es un signo reservado, cuesta comprenderle. Él convierte el soplo original en verbo. De él procede el lenguaje y el silencio meditativos. 


El Gong de Metal (1897, 1909, 1921, 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993, et en 2005) es capaz de cuestionarse a sí mismo. Inmerso en sus pensamientos, avanza a su ritmo. A través de la superación de los obstáculos encuentra la felicidad.


La Tortuga del Lago (1898, 1910, 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994 y en 2006) es el signo de la honestidad. Son seres sinceros, incapaces de mentir. A veces necesitan que les sacudan para seguir avanzando. 


El Brazalete de Cobre (1899, 1911, 1923, 1935, 1947, 1959, 1971, 1983, 1995 y en 2007) está en busca de una relación sexual llena de afecto con el otro. Necesitan los placeres carnales para sentirse bien.

El Búfalo Negro (1900, 1912, 1924, 1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996 y en 2008) es un echado para adelante. No se anda con rodeos y va a donde su corazón le indica. Está fascinado por la Cobra pero al mismo tiempo no puede impedir odiarla. Así pues, puede provocar conflictos que, a pesar de todo, habrá que superar.


La Luna Naciente (1901, 1913, 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997 y en 2009) vive en la ensoñación. Dulces y poetas, los nativos de este signo son románticos. A menudo pasivos, se dejan dominar por sus emociones.


El Sol Exaltado (1902, 1914, 1926, 1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998 y en 2010) está lleno de energía. Es humilde y no muestra sus talentos. De una fidelidad extrema, es un compañero que ayuda a construir una relación y ascender hacia lo alto. 


Monje acompañado por un mono (1903, 1915, 1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999 y en 2011) es un signo que posee un cierto despego propio de los sabios, que es consciente que cada fenómeno es invariable y jamás dura. Es un signo que da prueba de compasión, aunque, parezca distante y frío. 


La cometa (1904, 1916, 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000 y en 2012) es exquisito, su encanto cautiva. Su sensibilidad le hace sufrir de vez en cuando. Es capaz de seducir fácilmente y sabe refugiarse en sus sueños cuando todo va mal.


Podemos darnos cuenta de que la astrología se ha desarrollado por todos los rincones del planeta y desde el origen de la humanidad. Cualquiera que sea la civilización, se han establecido horóscopos. Este deseo por conocer el futuro, de comprender la psique humana, nunca nos ha dejado, forma parte de nosotros.




 
http://www.mi-horoscopo-del-dia.com/




La Astrología Tibetana ha jugado un papel relevante en la vida de la comunidad o grupos de personas que la han estudiado y consultado. La Astrología que todos conocemos en occidente está compuesta por los doce signos zodiacales. Cada signo representa una manera diferente de ver la vida y de cómo la dirigimos. En definitiva nos hablan de hacia dónde vamos, con nuestras tendencias, actitudes, rasgos positivos y rasgos negativos. La Astrología tanto en la antigüedad como en nuestros días, ha servido y sirve como herramienta ya no sólo para predicciones futuras, sino para la evolución interna de cada ser, es decir, para saber cuáles son nuestros aspectos fuertes y potenciarlos, así como dónde están nuestras asperezas y pulirlas. En el Tíbet, los horóscopos que se elaboraban eran para consultar no sólo a recién nacidos, sino a los matrimonios o muertes.
Al contrario que en Occidente, donde la Iglesia ha censurado durante siglos a los sistemas adivinatorios realizando toda clase de barbaries en nombre de Dios y aún continúa censurando a lo que siempre fue considerado la ciencia del saber o sabiduría: La Astrología. Sin embargo, los budistas los han utilizado como una herramienta que siempre ha estado en paralelo con su religión. Según las enseñanzas de Buda, la existencia la formaba un ciclo de reencarnación, donde la muerte no era el final de la vida, sino el principio a otra nueva. El ser tiene que nacer de nuevo para realizar tareas inacabadas, pero la mayoría entran en un círculo sinfín de sufrimiento e infelicidad. El Buda consiguió romper este ciclo tras alcanzar la Iluminación y quiso enseñar como lograrlo. Para llegar a comprender este proceso se elaboraron patrones como “la cadena de doce eslabones” o “los doce vínculos” que señalan las etapas de la vida y como se manifiestan en cada individuo.

Cálculos de los horóscopos en Astrologia Tibetana

Los cálculos que se realizaban para asignar cada horóscopo era a través de herramientas provenientes de dos fuentes diferentes:
  • Cálculos Negros: Los cálculos negros o de los elementos llegaron al Tíbet desde su vecina China a mediados del siglo VII. Este sistema formado por un calendario con ciclos de 60 años, en el cual, cada año estaba regido por uno de los doce animales del Horóscopo Chino ( Ratón, Buey, Tigre, Liebre, Dragón, Serpiente, Caballo, Oveja, Mono, Gallo, Perro y Cerdo), en conjunción con alguno de los cinco elementos ( Madera, Fuego, Tierra, Hierro y Agua).
  • Cálculos Blancos: Los cálculos blancos o indios llegaron desde la India en el siglo XI introducidos por el Tantra Kalachakra. Este sistema astrológico se compone de 28 constelaciones ( 7 por cada punto cardinal).

Los doce eslabones del Horóscopo Tibetano

El almanaque tibetano está inspirado en doctrinas y principios religiosos budistas. Los primeros almanaques que se confeccionaron, se elaboraban para un año, divididos en meses y días, donde se señalaban días concretos asociados con acontecimientos tanto favorables como desfavorables. Al igual que los doce signos del Zodiaco, o los doce animales del Horóscopo Chino, en Astrología Tibetana existen doce eslabones que componen el almanaque tibetano.
  • El Ciego: Representa la ignorancia, la ceguera espiritual en la que no percibimos que todo lo que nos rodea está sujeto a cambios y que no podemos aferrarnos a las cosas y desviarnos así, de nuestros objetivos en la vida.
  • El Alfarero: Representa la inclinación kármica, la manera más adecuada de utilizar nuestros recursos y moldearlos sabiendo que nuestras experiencias en la vida son tanto positivas como negativas.
  • El Mono: Representa la conciencia, la mente y nos enseña a liberarlos de pautas de conducta que se repiten para poner de manifiesto actitudes que nos ayudan a expresarnos con libertad y positivismo.
  • La Barca: Representan el nombre y la forma, o sea el cuerpo y la mente inseparables en cada individuo. Donde debemos saber avanzar hacia nuestros objetivos al margen de lo que suceda en nuestras vidas, entablando amistades sólidas que nos ayuden en el sendero de la existencia.
  • La Casa: Representan los seis sentidos que debemos activar. Para crecer y desarrollarnos debemos dejar atrás lo que nos limita y no nos deja avanzar aunque ello conlleve situaciones en las que tengamos que implicarnos.
  • La Pareja: Representa el contacto, el deseo, la unión sexual y nos indica que la existencia no la podemos vivir solos, sino en fusión con una persona con la que compartamos nuestras experiencias y a la que amemos.
  • La Flecha: Representa las sensaciones y nos advierte que no nos aferremos a lo que poseemos o hemos experimentado, puesto que el camino nos llevará a realizar cambios hacia nuevas expectativas o direcciones, o sea, a alzar el vuelo.
  • La Bebida: Representa el ansia, el anhelo. En nuestra vida hay momentos agradables y felices a los que nos queremos aferrar y prolongar a toda costa. Otros sin embargo, desagradables o negativos que queremos que se marchen de nuestro lado. El aprendizaje consiste en no caer en la autocompasión y seguir avanzando buscando el apoyo de los demás.
  • La Recolecta: Representa la codicia, el egoísmo que nos lleva a aferrarnos a los placeres y las cosas materiales para darnos una seguridad superficial que nos hace estancarnos y obsesionarnos con las posesiones.
  • La Embarazada: Representa la transformación. Así cuando el niño está en el útero materno necesita de la madre para crecer, en la vida necesitamos alimentarnos de nuevas experiencias que nos permitan así crecer y cambiar.
  • El Nacimiento: Representa el origen, una nueva etapa en nuestro camino evolutivo. El niño sale de la protección del útero materno para enfrentarse con la vida y comenzar su crecimiento. Así nosotros debemos aprender a caminar afrontando cada una de las posibilidades de esas etapas que vamos atravesando.
  • El Cadáver: Representa la vejez y la muerte, indica que la vida consiste en ciclos que sin acabe uno por completo no puede iniciarse el siguiente. Regresamos una y otra vez al principio para iniciar nuestro aprendizaje por la vida.

Correspondencias entre los doce vínculos y los signos del zodíaco

Se pueden relacionar los doce signos del Zodíaco con los doce eslabones tibetanos, de esta manera lo signos representarían los doce eslabones de una cadena.

 http://www.aliciagalvan.com


Test de Personalidad Tibetano.




tes_4_preguntas



Este test consta de tan solo 4 preguntas. Ve bajando lentamente y haz cada ejercicio. 
Consigue lápiz y papel para escribir abajo todas tus respuestas.
Este es un cuestionario honesto, que te dirá mucho acerca de tu verdadero “yo”.
PRIMERA PREGUNTA:
Ordena los siguientes 5 animales de acuerdo a tu preferencia:
* a. Vaca
* b. Tigre
* c. Oveja
* d. Caballo
* e. Cerdo
SEGUNDA PREGUNTA:
Escribe una palabra que describa cada uno de lo siguiente:
* a. Perro
* b. Gato
* c. Rata
* d. Café
* e. Mar
TERCERA PREGUNTA:
Piensa en personas y relaciona a cada una con un color.
* a. Amarillo
* b. Naranja
* c. Rojo
* d. Blanco
* e. Verde
CUARTA PREGUNTA:
Indica tu día favorito de la semana y tu numero favorito del 1 al 24.
*Lunes
*Martes
*Miercoles
*Jueves
*Viernes
*Sabado
*Domingo
y ahora mira el resultado
Esto va a definir tus prioridades en la vida
* Vaca : significa carrera
* Tigre : significa orgullo
* Oveja : significa amor
* Caballo : significa familia
* Cerdo : significa dinero
Tu descripción de Perro implica tu propia personalidad.
Tu descripción de Gato implica la personalidad de tu pareja.
Tu descripción de Rata implica la personalidad de tus enemigos.
Tu descripción de Café es como interpretas el sexo.
Tu descripción de Mar implica tu propia vida.
Amarillo : alguien que nunca olvidarás
Naranja : alguien a quien puedes considerar tu verdadero amigo(a)
Rojo : alguien que realmente amas
Blanco : tu alma gemela
Verde : una persona que recordaras por el resto de tu vida.
El día de la semana solo indican el mejor día para tomar decisiones importantes  y 
tu numero favorito, la hora para llevar esa decisión a cabo.

Barcelona Alternativa.
 http://nodejardeleer.blogspot.com
 
 
 
Un Mil Bendiciones y Una Más
Sol Monasterio
 
 
 
 
 
 
En el horóscopo de tibetano el Guardián del Fuego, que está dotada de una personalidad humilde, 
escucha a todos, le gusta asistir a su entorno más o menos inmediata y toma el lado positivo 
de la vida. Modesto, generoso, espiritual y comunicativo, asiste a cada persona y 
puede llegar al auto-sacrificio. Es un verdadero genio llevando adelante su hogar donde es feliz.
Las actividades donde puede destacarse son las relacionadas con la organización, 
almacenamiento, limpieza, atención y servicios. Son ambiciosos pero de buen corazón.
Gracias a su intuición y su instinto, buscará encontrar un socio adecuado afectuoso y 
tierno que sea un buen anfitrión en su casa. Necesita mucho amor y 
lograr relaciones serenas y armoniosas. Velará por la casa y su familia y 
su llama no se apaga nunca.
 
 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario